32 Semanas de embarazo

He cumplido 32 semanas de embarazo, lo que vienen siendo ya 8 meses, así que antes que me de cuenta estaré intentando controlar las respiraciones en el paritorio.

Quería hacer un breve resumen de cómo me sientan estos 8 mesazos, ya que en el anterior embarazo me encontré tan tan bien que no hice ninguna valoración, ni siquiera de los “peores” meses.

En este como ya he comentado está siendo distinto, y me empiezo a identificar con las “críticas” del embarazo a pie de calle.

Así me siento yo:

  • Respiración: A estas alturas, es habitual ver que me falta el aire cuando doy largas explicaciones, de hecho, vino alguien nuevo a trabajar y yo fui quien tenía que enseñarle las cosas, cada dos por tres tenía que pararme a coger aire. Y es que mi pequeñín ya está bastante crecidito, lo que provoca una compresión en los pulmones. Además de ello he empezado a notar más a menudo la rinitis del embarazo, es algo meramente hormonal y que desaparece después, pero…que incomoda es!!
  • Comidas:Al final me han puesto a dieta, por estar cogiendo demasiado peso, llevo 11kg, me han puesto una dieta de 1800kcal. Que sinceramente no sigo… Lo que si estoy haciendo es intentar no picar entre horas como hacía hasta ahora,y además opto por comer más verdura y menos carbohidrato, y de momento he conseguido no seguir engordando, llevo desde que empecé a “mirarme” las comidas manteniéndome en el mismo peso (Un aplauso ;P).      Además de ello sigo con el suplemento de hierro por anemia del embarazo.
  • El descanso:Descanso perfectamente cuando tengo controlada la rinitis, y lo haría mejor si mi hija se moviera menos en la cama (el colecho del que os hablé la semana pasada).
  • Agilidad:Pues a estas alturas, la agilidad brilla por su ausencia, he de decir que antes del embarazo la agilidad no era tampoco mi fuerte.
  • Eliminación: Por llamarlo de algún modo… Así como en el anterior embarazo debía controlar el estreñimiento, en este no me hace falta, debido al estreñimiento de mi hija pues todos los de la casa hacemos una dieta rica en fibra ;). Y mi vejiga está siendo presionada constantemente por mi hombrecito, así que si no me encontráis…buscarme en el baño, pipi va y pipi viene.
  • En el trabajo:He vuelto al mundo laboral estando embarazada, con los tiempos que corren ahora, no le puedes decir que no a las oportunidades que surjan. Así que me paso varias horas de pie, me agacho un millón de veces y subo y bajo escaleras, todo esto lo llevaba bien hasta ahora, pero he de reconocer que este último mes (con el agravante de que se ha estropeado el aire acondicionado) con el peso de la barriga, se me esta haciendo eteeeeerno.

¿Que tal os están sentado vuestros embarazos?

Un abrazoo!!

la foto

Dos años después ¡DORMIMOS!

Desde hace dos años y un poco más, con la llegada de nuestra peque, en casa no se duerme igual, de hecho ha habido una época en la que no se dormía apenas.

No se si os ha pasado, a los que habéis tenido niños con el sueño difícil (por decirlo de algún modo), pero pasé una época en la que incluso yo rechazaba la hora de ir a “dormir”, sabía que cuando por fin estuviera dormida profundamente, oiría un llanto despertándome.

Después de muchísimo esfuerzo y el doble de paciencia conseguimos que la pequeña Cleo llegara a despertarse, solo una o dos veces durante la noche, así que medio colechábamos. Al acostarla la ponía en la cuna al lado de nuestra cama, y cuando se despertaba si no lograba dormirla, se venía a la cama con nosotros, casi todas las noches.

He de reconocer que cuando estaba embarazada de ella, la idea del colecho me fascinaba, pero a medida que la pequeña ha ido creciendo, mi amor por el colecho ha ido decreciendo, y es que dormir en 5 cm2 sin apenas moverte o despertarte con una patada en todo el ojo o por un tirón de pelo,etc. Deja de ser agradable cuando llevas tanto tiempo queriendo dormir del tirón, y después de la época que habíamos pasado, a mi también se me había alterado el sueño y por cada despertar me desvelaba con facilidad.

Así que decidimos dar el paso y pasarla a la otra habitación, sabía que me tendría que levantar, pero estaba dispuesta, creía que así se acercaría el día de poder dormir a pierna suelta en mi cama.

Y en todo este proceso han habido dos factores que se han juntado, el embarazo y el inicio de un nuevo trabajo para mi.

Con lo estupendamente bien que me está sentando el embarazo y con el estrés de empezar en un lugar nuevo, no me vi capaz de aguantar, el hecho de levantarme casi todas las noches para cambiar a mi hija de cama, aunque fuera solo una vez.

Así que si, volvemos a colechar, y colechamos tanto que ya es la noche entera, he de decir que el colecho completo (por llamarlo de algún modo) ha hecho que mi hija sea capaz de dormir tooooooda la noche del tirón, y eso es un logro enorme para nosotros, pero la que duerme es ella, nosotros nos adaptamos, que dormimos mas eso si, pero eso de dormir bien ya son otras palabras.

Lo que me alegra, es que he conseguido que mi hija sea capaz de dormir del tirón toda la noche, no son quizá el 100% de ellas, pero si la mayoría, además con ello me ha ido ligado el tiempo de la siesta, es capaz de hacer tres horas seguidas.

Y es que ya lo dicen, que cuanto más duermes más sueño tienes.

Ha sido un largo camino, pero ya puedo decir que mi hija duerme :D

la foto
Y vuestros hijos ¿por fin os duermen?

Vómitos en niños

Este curso hemos empezado la guardería, y con ello le hemos dado la bienvenida a los virus, y entre ellos el que nos visita más habitualmente es el de la gastroenteritis.

Así que de noche suelen empezar los vómitos, a los virus, en mi casa les da por aparecer cuando cae el sol, para que no nos olvidemos de aquello de estar despiertos toda la noche :).

Que hacemos cuando empieza la “fiesta del vómito”?

Primero dejar que saque lo que pueda, normalmente hay contenido en el estomago que le esta costando ser digerido, no hace ningún servicio en el interior del cuerpo.

Un vez ha pasado una media hora sin vómitos, intentamos darle un poquito de suero oral, nada de aquarius ni cocacolas sin gas, el suero es lo que está preparado para estas ocasiones, con ello se evita que le suba la acetona y la deshidratación, le vamos dando unos 5ml cada 5 minutos, si vuelve a vomitar intentamos esperar otra media hora y volvemos a repetir. Y así vamos viendo como desaparecen los vómitos, magia,jejej!

Claro está que si no hay manera que desaparezcan los vómitos hay que acudir al médico, donde seguramente le administrarán alguna medicación para que cedan, y en algunos casos podrían ponerle suero endovenoso para asegurarse de que el niño no se deshidrate.

Una vez nos hemos pasado una hora dándole el suero y sin vómitos, le damos la alimentación a demanda, no la forzamos, cuando se encuentra realmente bien siempre vuelve a tener el mismo apetito ;).

Primero empezamos con líquidos a veces seguimos con el suero oral en cantidades más grandes, como sabe a naranja le coje el gustillo pronto, o si ha tenido suficiente, le damos agua, hay niños que les gusta con azúcar, y así recuperan en energía, no es el caso de Cleo, no le gusta.

La norma fundamental a seguir es dar pequeñas cantidades ,pero cada poco rato, y paciencia.

Cuando empezamos con los sólidos, deben ser cosas fáciles de digerir, pues el estómago ha trabajado demasiado hasta ahora, así que en casa le damos arroz blanco, pasta blanca, yogur natural azucarado, pan blanco, pollo o pescado a la plancha, etc. Según lo que haya por casa.

Si no tiene diarrea no le damos alimentos astringentes, no sea que después tengamos el problema del estreñimiento (tan habitual en nuestra casa) ;).

Así es como en casa vamos solventando todas las gastroenteritis que nos “azotan”, nos han caído tantas que incluso tuvimos que hacer analíticas a la pequeña Cleo para verificar que no fuera algún tipo de intolerancia, para nuestra suerte los resultados fueron negativos. Un virus estomacal tras otro, que por suerte, últimamente van de baja ¡Por fin nos estamos inmunizando!

Con estas actuaciones nosotros logramos que el episodio de vómitos, no dure mas que unas horas.

Espero que os sirva de ayuda.

¿Y vosotros cómo actuáis ante las gastroenteritis?

image

Atuendo que nos queda en casa cuando ya hemos manchado tooodos los pijamas…

7 meses de embrazo

28 + 2 : Ya estamos entrando en la recta final de mi segundo embarazo, y de verdad que se me esta haciendo eterno…

En el primero, mi “única” preocupación era cuidar de mi misma para que así todo fuera lo mejor posible. En cambio ahora, no. Sé que me tengo que cuidar, para que el chiquitín crezca sanote, pero la peque sigue demandando muchos cuidados a sus dos años, y si le sumamos el trabajo… Estoy deseando cumplir ya las 40 semanas y tener a mi bebé en mis brazos.

A parte de la carga familiar que tengo ahora, en este embarazo los síntomas se han acusado bastante.

Y es que durante el primer trimestre, tuve muchísimas nauseas, me daba mucho asco la comida (cosa que ahora no me pasa, todo lo contrario), y entre el cansancio que ya da de por sí un primer trimestre y lo que ya sabéis, andaba en busca de una cama y un sofá a cada momento.

Durante el segundo trimestre, he estado perfecta ( se me quitaron las nauseas sobre los 4 meses de embarazo), pero entrando en el sexto mes, se me ha venido el mundo encima, y es que me ha salido un barrigón que pa’ que, han empezado las molestias en la espalda, el agotamiento se ha apoderado de mí,que también es debido a la anemia del embarazo, o eso me dicen, pero a pesar de medicarme para ello, el cansancio está ahí.

la foto 1

Y para colmo, en mi última visita al ginecólogo, me anuncia que estoy cogiendo demasiado peso, ya se que no hay que ser médico para ver esto, pero vaya jarrón de agua fría me ha echado encima, así que me han mandado dieta. Me he de pasar lo que me queda de embarazo (otra vez) a dieta, y eso que ahora yo había encontrado en el chocolate la fuente de energía para el embarazo ;).

En fin, la parte buena es que el chiquitín está creciendo bien, en el medio de la clase me dijeron, ni demasiado peso ni por debajo de lo normal, y eso me encanta, y lo otro, es que ya queda menos para verle la carita.

¿Alguien más por aquí que se le este haciendo cuesta arriba el embarazo?

la foto 2

Riesgo de Preeclampsia, segundo embarazo

No se que tienen mis embarazos que siempre me los catalogan como: Embarazo de riesgo.

Al primero le tocó a la Diabetes Gestacional ( hablé de ello aquí), una diabetes un tanto peculiar porque, en resumidas cuentas; el O’sullivan y la curva de glucosa salieron alteradas, pero en cambio por mucho dulce que tomará nunca jamás tuve una glucemia fuera de parámetros normales, aún así se suponía que yo era una paciente Diabética.

Y ahora en mi segundo embarazo le ha tocado el turno a la preeclampsia, la verdad da un poquito me dió algo más de respeto oír eso, porque sabía que podía llegar a ser más grave.

La preeclampsia se caracteriza por hipertensión arterial (HTA) y la presencia de proteínas en la orina, como consecuencia de la HTA ya que va dañando los riñones. Y si no se controla pueden ir apareciendo complicaciones y poner en peligro a la gestante y al bebé.

Las características de las personas propensas a desarrollar la preeclampsia en un segundo embarazo, son:

  • tu primer bebé nació prematuro
  • tu primer bebé nació demasiado pequeño en relación a la duración del embarazo (pequeño para la fecha)
  • eres diabética
  • eres de la raza negra
  • tienes hipertensión crónica
  • tienes mucho exceso de peso

Yo creía que no coincidía en ninguna característica pero, me llevé una gran sorpresa cuando “supe” las razones por las cuales estaba catalogada (otra vez) de embarazo de riesgo, y la mayor era que mi hija había sido pequeña al nacer (pesó 2.870g) para la edad gestacional (estaba apunto de cumplir las 42 semanas de gestación), algo que en el momento del nacimiento nunca me comentaron, de hecho nunca estuvo en incubadora, ni el pediatra me comentó jamás nada sobre el peso de mi hija. Es más siempre me dijeron que estaba dentro de la normalidad.

La segunda razón nunca la he llegado a descubrir, se supone que en la primera ecografía hay algunos valores que combinados con el peso de mi hija al nacer, hacen que sea una candidata a padecer preeclampsia ¿y que valores? pues, no los se, por mucho que pregunto todos los ginecólogos me dicen que está todo bien, que el bebé crece normalmente y que no hay ningún problema, y la verdad por mucho que investigo no logro encontrar “un caso como el mío”.

El desenlace de todo este lío está siendo que debo medicarme diariamente con Aspirina infantil.

En un principio me negué en rotundo a tomarla, como no entendía las razones por las que me la debía tomar (las veía muy abstractas), tardé más o menos un mes en “ceder”, hablé con otro ginecólogo y me dijo que no le iba a afectar en nada a mi bebé el que yo tomara la Aspirina, así que empecé a medicarme, la verdad que me encontré en una situación un tanto rara, ya que por una parte no lograba entenderlo y por otra estaba siempre tenía en mente que si no la tomaba quizá algo le pasaría a mi bebé.

Así que vuelvo a ser una embarazada de riesgo, haciendo una vida 100% normal, no tengo que hacer ninguna dieta, ni reposos, ni ejercicios especiales,etc. Si tomarme la famosa pastilla (que por cierto esta bastante buena ;) ) que no me priva de nada y que además no me ha dado ningún efecto secundario.

La parte positiva que saco de todo esto, es que me hacen más ecografías, así que tengo mas fotos de mi bebe antes de nacer, y confieso que si tuviera un ecógrafo en casa estaría a todas horas intentando verle la carita :).

Y a vosotras ¿os han catalogado de algo no habéis llegado a entender durante vuestro embarazo?

IMG_02762_picmonkeyed