Mi “supuesta” diabetes gestacional, alteración en el embarazo

“En la gestación normal existe una situación de insulinoresistencia, compensada por un aumento de la secreción pancreática de insulina. Tras la expulsión de la placenta se produce un descenso brusco de las necesidades de insulina. cuando se rompe el equilibrio aparece la diabetes gestacional, que se define como aquella diabetes que se diagnostica por primera vez durante la gestación.”

Aunque no paro de repetiros que he tenido un embarazo estupendo, la verdad, que a apesar de las incomodidades habituales del tercer trimestre, creo que no tengo derecho a quejarme (aunque a veces lo haga, démosle la culpa a las hormonas 😉 ). Solo ha habido una piedra en mi camino y es que a las veintiocho semanas de gestación me diagnosticaron diabetes gestacional.

Para ello tuvieron que hacerme (como a todas las embarazadas) la famosa prueba: el Test O’Sullivan, que consiste en realizar dos analíticas en un mismo día con diferencia de una hora, te hacen la primera y seguidamente te dan un jarabe (que no es por desanimaros chicas, pero esta muy malo, por muy dulce que sea) es como un zumo, consiste en una sobrecarga de glucosa de 50 g, y a la hora de haber probado este “delicioso manjar” te vuelven a hacer otra analítca, con ella sabrán, cómo ha tolerado el cuerpo esta sobrecarga de glucosa.
Y se ve que ese día mi cuerpo no toleró bien el jarabe, y mi analítica resultó alterada, debía estar por debajo de 140mg/dl y no fue así. Cuando vi el resultado me decepcioné bastante, pues todo me estaba yendo demasiado bien, pensé. Pero tenía la esperanza que en la siguiente prueba que se hace, para la confirmación del diagnóstico, saliera negativa.

A las dos semanas, más o menos, después de la primera prueba, me realizaron la siguiente TTOG (Test de Tolerancia Oral a la Glucosa), para la confirmación del diagnóstico, que si la otra ya resultaba incómoda, imaginaros esta, que consiste en que nos hagan cuatro extracciones de sangre, la primera en ayunas y seguidamente nos dan, otra vez, el famoso jarabe, ¡pero esta vez el doble! ya que la sobrecarga debe ser de 100 g de glucosa (no he tenido a penas náuseas durante el embarazo, pero ese día las tuve todas juntas), y te hacen tres analíticas más, a la hora, a las dos horas, y a la tercera hora.

Y mi prueba tampoco salió bien, los valores deberían haber estado entre los siguientes:

Ayunas: 95 1ªhora: 180 2ªhora:155 3ªhora: 140

Me salieron alterados los dos valores centrales, y ahí me diagnosticaron como Diabética Gestacional. Me afectó bastante anímicamente, a partir de ese día debía pincharme cuatro veces al día para controlar mi nivel de azúcar en sangre y hacer una dieta para diabéticos.

Y es que una diabetes gestacional, no sólo supone que yo en un futuro pueda desarrollar la enfermedad, sino que también puede afectar a mi hija, con este diagnóstico ella tenía riesgo de padecer macrosomía, o sea un bebé “gordo” y estos bebés se enfrentan a problemas de salud, incluyendo lesión de los hombros al nacer. Y debido al exceso de insulina producido por el páncreas del bebé, los recién nacidos pueden presentar niveles bajos de glucosa en la sangre, por ello corren un riesgo más alto de complicaciones con la respiración. Los bebés con exceso de insulina se convierten en niños con riesgo de obesidad y  futuros adultos con riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.

¿Pero cual fue mi sorpresa? Una vez empecé con la dieta, me salían los valores de glucemia demasiado bajos, entonces pude empezar a aumentar los azúcares e hidratos de carbono en mis comidas, a medida que los iba aumentando me di cuenta que podía comer exactamente igual que siempre ( y creerme, me encantan los dulces). Así que tanto yo, como mi enfermera y mi ginecóloga nos quedamos sorprendidos, a pesar de seguir tratándome como una embarazada diabética (por si acaso), no he tenido que hacer ningún tipo de dieta para mantener los valores de azúcar dentro de la normalidad, y así que mi pequeña crece estupendamente (pasándoselo pipa cada vez que me como una tostada con Nocilla) sin sobrepasar ningún límite de peso, incluso es de las “pequeñas de la clase” como me dicen los ginecólogos.

Así que no sabemos qué pasó los días de las analíticas, como para que me salieran alteradas. El caso es que mi insulina ha funcionado estupendamente.

Anuncios

20 pensamientos en “Mi “supuesta” diabetes gestacional, alteración en el embarazo

  1. Tenemos una amiga embarazada que dice que cuando ella ha acudido a alguna que otra consulta había otras mujeres realizando esa misma prueba, la del jarabe horrible, y que las ha visto vomitar allí mismo, desmayarse, marearse… A ella aún no se la han hecho pero mi madre también cuenta que esa prueba es lo peor que recuerda de su embarazo. Lo malo que estaba el jarabe y las náuseas que le produjo.

  2. Antes que nada, muchas felicidades por tu embarazo!!! Y también porque al final hayas mantenido a raya tus niveles de azúcar!! Qué bien ¿No? En mi segundo embarazo me salió mal el primer test pero al final no me hice el segundo porque seguí una dieta con una nutricionista al comprobar que lo que me subía el azúcar era una combinación específica de alimentos. Así que también me libré del temido régimen. De nuevo ¡Felicidades!! Un beso

  3. Primero de todo, saludarte. Yo también soy enfermera, aunque ahora estoy cuidando de mi princesa, que es el trabajo que más me llena del mundo.
    Lo segundo, me alegro que la diabetes haya quedado en nada. Muchas veces he tenido que pasar la consulta de endocrino y diabetes gestacional. Toda embarazada con O’Sullivan patológico llega a la consulta de enfermería. Allí les indicamos la dieta y como hacerse lis controles. Por suerte, hay mamás que durante los 10 días de control, tienen valores completamente normales. Y hay muchas que no, pero ese es otro tema.
    Como ya sabrás, hay comidas con un índice glicémico más alto y de absorción lenta. Pues lo mismo, algo de eso alteró tus valores de la analítica.
    El caso, todo ha quedado en nada, que es lo que importa.
    Ahora, a seguir disfrutando lo que queda de embarazo.
    Abrazos.

    • Con este post no quiero decir, que las pruebas no sean fiables.
      Cada persona es diferente y pueden haber varios factores que inlfuyan en el resultado.
      Aunque mi ginecóloga no supo que pasó, en todas las pruebas hay un margen de error,pensamos que yo estaba ahí.
      Aún así no me quitaron la “etiqueta” de diabtes gestacional.

  4. Qué de recuerdos me ha dado esta entrada….es tal cual lo explicas, yo pasé por ahí y aunque sólo me dió alto uno de los valores, también me tenía que pinchar, aunque sólo una vez al día. Y no hay nada peor que te prohíban algo, porque entonces es lo único que quieres a todas horas. A mí también me salían cosas raras, la verdad, pero bueno, al final el resultado salió estupendamente y todo valió la pena. Por cierto, yo tampoco es por desanimar, pero el “jarabe” de 50 y de 100 de glucosa, sobre todo, uffff…. Besitos

  5. Hola, qué ilusión me ha hecho encontrar este post. Me siento totalmente identificada, con el agravante de que a mí me la detectaron a las 12 semanas. No sépor qué, pero en Madrid ( o por lo menos, en Montepríncipe) hacen esta prueba tan pronto, si pasas de los 35 años.
    Llevo con dieta y pinchandome desde entonces y siempre con valores bajos, ni un pico. Mis amigas dicen que no puede ser, que lo mío no puede ser diabetes…y estoy desesperada. Lloro al ver los helados, los croissants…y eso que soy muy poco comilona. Ademas me preocupa porque no paro de adelgazar y me voy a quedar en los huesos(siempre he sido muy delgada), ya que ademas me ha salido hipertiroidismo, y estoy esperando mellizos….
    Estoy pensando en pedir que me repitan la prueba, ahora que estoy de 24 semanas, pero me da pavor repetir lo de las 4 horas y el jarabe terrible….
    Algun consejo¿
    Ana
    annaji1012@yahho.com

    • Claro q si,intenta q t repitan la prueba, a ver q tal sale, yo descubrí con el tiempo q en algunos centros te hacían seguir una dieta tres días antes d la prueba, así q si t la hacen d nuevo q t informen d esa dieta.
      Yo iba haciendo pruebas, cuando vi q con la dieta diabética q m dieron m salían los valores muy bajos, pues iba m añadía mas pan o mas pasta o lo q fuera, paulatinamente, SIEMPRE Q ESTES DENTRO DE LOS LÍMITES come lo q t apetezca, q tampoco es bueno q t adelgaces,yo también me adelgace y a mi hija le costó coger peso (cuando en una diabetes gestacional suele ocurrir lo contrario). Y si el embarazo no te lo impide sal a caminar, el ejercicio regula los niveles de glucosa en sangre.
      Espero haberte ayudado,si necesitas algo vuelve 😉

  6. Oh gracias a Dios.. Buscaba algo como esto como agarrandome a un clavo ardiendo. Me salió intolerancia por muy poco y al repetirla ya me dio DG. Pero creo que quitando la cacacola no me hara falta hacer dieta, quería saber si controlandote con el glucometro valía. Asi que probaré así y si me diera alto ya me acogería a la dieta. Nunca he hecho dieta y me esta dando mucha ansiedad pensar todo lo que me quitaran, y al final como más dulce del habitual, hasta la cita médica que llega…
    Voy bien de peso y no como mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s