Protegele del sol

Con esta ola de calor que está inundando la península, y que tenemos la suerte de vivir en la costa, no nos resistimos a pasarnos muchas tardes en la playa.

Siempre me han inculcado mucho el cuidado con el sol, tanto ha quedado en mi, que realmente es este año, en el que la peque ya tiene dos años, cuando está yendo a la playa con asiduidad.

Ella nació en Marzo y no vi conveniente llevármela a la playa con tres o cuatro meses, bajo mi opinión corría riesgos que no eran necesarios y no creía que tampoco la llegara a disfrutar, en su segundo verano empezó a pisar la playa, pero la verdad que la pisó muy poco, y eso que solo vivimos a unas calles de la playa, quizá sea sobreprotección mia, pero todavía la veía muy vulnerable para exponerla al sol tan “directo”, así que pisó la playa en contadas ocasiones.

Pero este año ya nos hemos lanzado por completo, muchas tardes nos encontrareis en la playa :).

Mi hija no ha heredado de mi la piel morena, si no una piel extremadamente blanca, por ello intento maximizar la protección solar al máximo. Así nos preparamos para ir a la playa:

  • Nunca vamos en las horas más fuertes de sol (de 12:00 a 16:00), la verdad que el horario que hacemos facilita eso, ya que durante ese rato, solemos estar en casa a resguardo (todo lo que podemos) del calor, llamémosle “siesta time”.
  • Siempre y sin excepción le pongo protector solar antes de salir de casa, este año estamos usando uno que la verdad resulta comodísimo de usar: Isdin Fotoprotector Transparente Spray Pediatrics SPF50.
  • La peque va siempre acompañada de una gorra, y aunque hay niños que es difícil que mantengan puesto algo en la cabeza, nosotras hemos encontrado una supergorra de Frozen, le gusta taaaaanto que he conseguido que la mantenga puesta bastante rato.
  • Cuando ya no aguanta más la gorra, toca bañarse!!por lo menos a mojar la cabeza y así seguir evitando el riesgo de insolación.
  • No hay protector solar que aguante más de dos horas, yo no lo he llegado a comprobar, tengo a la pobre niña que cada vez que se seca con la toalla después le re-aplico la protección solar.

trans_spry_ped

Así nos pasaremos la mitad del verano, la otra mitad no se como irá con la llegada del hermanito, de momento aprovechamos al máximo tener el mar tan cerca.

Y vosotros ¿cómo lucháis contra el sol? ¿sois extremistas como yo?

 

Un abrazoo.

 

image

Anuncios

32 Semanas de embarazo

He cumplido 32 semanas de embarazo, lo que vienen siendo ya 8 meses, así que antes que me de cuenta estaré intentando controlar las respiraciones en el paritorio.

Quería hacer un breve resumen de cómo me sientan estos 8 mesazos, ya que en el anterior embarazo me encontré tan tan bien que no hice ninguna valoración, ni siquiera de los “peores” meses.

En este como ya he comentado está siendo distinto, y me empiezo a identificar con las “críticas” del embarazo a pie de calle.

Así me siento yo:

  • Respiración: A estas alturas, es habitual ver que me falta el aire cuando doy largas explicaciones, de hecho, vino alguien nuevo a trabajar y yo fui quien tenía que enseñarle las cosas, cada dos por tres tenía que pararme a coger aire. Y es que mi pequeñín ya está bastante crecidito, lo que provoca una compresión en los pulmones. Además de ello he empezado a notar más a menudo la rinitis del embarazo, es algo meramente hormonal y que desaparece después, pero…que incomoda es!!
  • Comidas:Al final me han puesto a dieta, por estar cogiendo demasiado peso, llevo 11kg, me han puesto una dieta de 1800kcal. Que sinceramente no sigo… Lo que si estoy haciendo es intentar no picar entre horas como hacía hasta ahora,y además opto por comer más verdura y menos carbohidrato, y de momento he conseguido no seguir engordando, llevo desde que empecé a “mirarme” las comidas manteniéndome en el mismo peso (Un aplauso ;P).      Además de ello sigo con el suplemento de hierro por anemia del embarazo.
  • El descanso:Descanso perfectamente cuando tengo controlada la rinitis, y lo haría mejor si mi hija se moviera menos en la cama (el colecho del que os hablé la semana pasada).
  • Agilidad:Pues a estas alturas, la agilidad brilla por su ausencia, he de decir que antes del embarazo la agilidad no era tampoco mi fuerte.
  • Eliminación: Por llamarlo de algún modo… Así como en el anterior embarazo debía controlar el estreñimiento, en este no me hace falta, debido al estreñimiento de mi hija pues todos los de la casa hacemos una dieta rica en fibra 😉. Y mi vejiga está siendo presionada constantemente por mi hombrecito, así que si no me encontráis…buscarme en el baño, pipi va y pipi viene.
  • En el trabajo:He vuelto al mundo laboral estando embarazada, con los tiempos que corren ahora, no le puedes decir que no a las oportunidades que surjan. Así que me paso varias horas de pie, me agacho un millón de veces y subo y bajo escaleras, todo esto lo llevaba bien hasta ahora, pero he de reconocer que este último mes (con el agravante de que se ha estropeado el aire acondicionado) con el peso de la barriga, se me esta haciendo eteeeeerno.

¿Que tal os están sentado vuestros embarazos?

Un abrazoo!!

la foto

De buena esperanza, de nuevo

¡¡Hola de nuevo!!

Y es que llevo muchísimo tiempo sin publicar, siempre pendiente desde la sombra.

Creo que la presión de ser madre primeriza pudo conmigo, no me sentía del todo preparada para continuar con el blog, el sueño y el agotamiento me vencieron.

Captura de pantalla 2015-04-07 a las 22.59.08

Eso fue lo primero, hubo otro intento frustrado de volver, pero… tachaaaaan, una pequeña semillita crece dentro de mi, y esta me agotó de tal manera que me he pasado casi 4 meses hecha un trapo. Ya sabéis, un sueño increíble, unas nauseas horrorosas y unos ascos que ni os cuento, en fin que todo se me hacía un mundo.

Suscribo lo que todas las madres múltiples han dicho siempre, como cambia un embarazo de otro.

En el primero, cuando estábamos esperando a la pequeña C, casi ni me enteré, cómo expresarlo…me encontré bien, quizá algún día estuve más cansada, pero nada que ver con lo de ahora, no tuve nauseas y lo vómitos me quedaron a años luz. Todo lo contrario de como he pasado estos 4 meses que llevo de embarazo, lo único que tienen en común es el hambre desmedida, aunque eso sí, me he vuelto muy selectiva, los olores me matan y le cojo manía a muchas cosas, aunque a las que no…me pongo las botas, para qué engañarnos.

Así que si voy a intentar seguir con el blog, ha sido algo que me llenó en su día, me gustaba mucho contaros por aquí mis experiencias, lo que sé y además enriquecerme con las vuestras.

Hasta pronto MAMIS 😛

Captura de pantalla 2015-04-07 a las 22.59.50

 

La sonrisa de Cleo

Con una recién nacida y un traslado por medio he tenido ocupado todo mi tiempo, y aún así tenemos la casa todavía llena de cajas. Estamos empezando una nueva vida, en familia.

La verdad que lo de ser madre te lo pueden explicar mil y una vez, con las mejores palabras del mundo, pero nada, absolutamente nada tiene que ver el que te lo cuenten a vivirlo, es la experiencia más intensa que cualquier persona puede experimentar (al menos bajo mi punto de vista) es tan duro y gratificante a la vez.

Llevo ya casi tres meses conociendo a mi hija, y ella a mi, intentando averiguar a que se deben sus lloros, sus sonrisas, movimientos, etc. Y a estas alturas ya los estoy descifrando, supongo que nos pasa a la mayoría de mamás primerizas que nos miramos y remiramos a nuestros pequeños muchísimas veces.

Una de las cosas que nos ha incomodado durante este tiempo ha sido el estreñimiento de mi hija, si, yo le llamo así, los médicos dicen que es pseudo-estreñimiento, falso estreñimiento o disquecia del lactante, inmadurez, etc. Porque al estar con lactancia materna me dicen que no puede tratarse de estreñimiento. En fin, mi hija hace las heces más duras de lo normal, se puede pasar noches enteras intentando sacarlas y ha llegado a estar hasta una semana sin hacer deposiciones, así que su “afección” la he bautizado con el nombre clásico… Sigue leyendo

Mamá de estreno

Pronto hará tres meses que estrené maternidad, y eso me esta ocupando casi el 100% de mi tiempo, el que me queda libre lo he empleado en descansar.

Durante este período he estado intentando practicar la maternidad (primeriza) tanto, que he perdido la práctica a esto de escribir. Ahora parece que ya todo se va poniendo en su lugar, espero poder volver a retomar esto con más asiduidad.

Me he sentado a escribir este post bastantes veces, y no ha habido manera de terminarlo hasta hoy, porque a la que empezaba a escribir mi hija empezaba a llorar (supongo que más de una me entenderá) y es que he intentado leer sobre el tema de los bebés de alta demanda, y que por suerte la pequeña Cleo no cumple todas las características, pero aún así me demanda muchísimo, así que me he pasado todo este tiempo intentando sobrellevar la situación. En especial, he aprendido a hacer las cosas a la velocidad de luz, a manejarme con una sola mano, a pedir de la mejor forma posible (el móvil, agua, algo de comer, etc.) porque en el momento que estoy más cómoda dando el pecho me acuerdo de lo que me he dejado. Sigue leyendo