32 Semanas de embarazo

He cumplido 32 semanas de embarazo, lo que vienen siendo ya 8 meses, así que antes que me de cuenta estaré intentando controlar las respiraciones en el paritorio.

Quería hacer un breve resumen de cómo me sientan estos 8 mesazos, ya que en el anterior embarazo me encontré tan tan bien que no hice ninguna valoración, ni siquiera de los “peores” meses.

En este como ya he comentado está siendo distinto, y me empiezo a identificar con las “críticas” del embarazo a pie de calle.

Así me siento yo:

  • Respiración: A estas alturas, es habitual ver que me falta el aire cuando doy largas explicaciones, de hecho, vino alguien nuevo a trabajar y yo fui quien tenía que enseñarle las cosas, cada dos por tres tenía que pararme a coger aire. Y es que mi pequeñín ya está bastante crecidito, lo que provoca una compresión en los pulmones. Además de ello he empezado a notar más a menudo la rinitis del embarazo, es algo meramente hormonal y que desaparece después, pero…que incomoda es!!
  • Comidas:Al final me han puesto a dieta, por estar cogiendo demasiado peso, llevo 11kg, me han puesto una dieta de 1800kcal. Que sinceramente no sigo… Lo que si estoy haciendo es intentar no picar entre horas como hacía hasta ahora,y además opto por comer más verdura y menos carbohidrato, y de momento he conseguido no seguir engordando, llevo desde que empecé a “mirarme” las comidas manteniéndome en el mismo peso (Un aplauso ;P).      Además de ello sigo con el suplemento de hierro por anemia del embarazo.
  • El descanso:Descanso perfectamente cuando tengo controlada la rinitis, y lo haría mejor si mi hija se moviera menos en la cama (el colecho del que os hablé la semana pasada).
  • Agilidad:Pues a estas alturas, la agilidad brilla por su ausencia, he de decir que antes del embarazo la agilidad no era tampoco mi fuerte.
  • Eliminación: Por llamarlo de algún modo… Así como en el anterior embarazo debía controlar el estreñimiento, en este no me hace falta, debido al estreñimiento de mi hija pues todos los de la casa hacemos una dieta rica en fibra 😉. Y mi vejiga está siendo presionada constantemente por mi hombrecito, así que si no me encontráis…buscarme en el baño, pipi va y pipi viene.
  • En el trabajo:He vuelto al mundo laboral estando embarazada, con los tiempos que corren ahora, no le puedes decir que no a las oportunidades que surjan. Así que me paso varias horas de pie, me agacho un millón de veces y subo y bajo escaleras, todo esto lo llevaba bien hasta ahora, pero he de reconocer que este último mes (con el agravante de que se ha estropeado el aire acondicionado) con el peso de la barriga, se me esta haciendo eteeeeerno.

¿Que tal os están sentado vuestros embarazos?

Un abrazoo!!

la foto

7 meses de embrazo

28 + 2 : Ya estamos entrando en la recta final de mi segundo embarazo, y de verdad que se me esta haciendo eterno…

En el primero, mi “única” preocupación era cuidar de mi misma para que así todo fuera lo mejor posible. En cambio ahora, no. Sé que me tengo que cuidar, para que el chiquitín crezca sanote, pero la peque sigue demandando muchos cuidados a sus dos años, y si le sumamos el trabajo… Estoy deseando cumplir ya las 40 semanas y tener a mi bebé en mis brazos.

A parte de la carga familiar que tengo ahora, en este embarazo los síntomas se han acusado bastante.

Y es que durante el primer trimestre, tuve muchísimas nauseas, me daba mucho asco la comida (cosa que ahora no me pasa, todo lo contrario), y entre el cansancio que ya da de por sí un primer trimestre y lo que ya sabéis, andaba en busca de una cama y un sofá a cada momento.

Durante el segundo trimestre, he estado perfecta ( se me quitaron las nauseas sobre los 4 meses de embarazo), pero entrando en el sexto mes, se me ha venido el mundo encima, y es que me ha salido un barrigón que pa’ que, han empezado las molestias en la espalda, el agotamiento se ha apoderado de mí,que también es debido a la anemia del embarazo, o eso me dicen, pero a pesar de medicarme para ello, el cansancio está ahí.

la foto 1

Y para colmo, en mi última visita al ginecólogo, me anuncia que estoy cogiendo demasiado peso, ya se que no hay que ser médico para ver esto, pero vaya jarrón de agua fría me ha echado encima, así que me han mandado dieta. Me he de pasar lo que me queda de embarazo (otra vez) a dieta, y eso que ahora yo había encontrado en el chocolate la fuente de energía para el embarazo ;).

En fin, la parte buena es que el chiquitín está creciendo bien, en el medio de la clase me dijeron, ni demasiado peso ni por debajo de lo normal, y eso me encanta, y lo otro, es que ya queda menos para verle la carita.

¿Alguien más por aquí que se le este haciendo cuesta arriba el embarazo?

la foto 2

Remedios caseros: Varices durante el embarazo

Estar embarazada es de las alegrías más grandes que una persona puede tener, por lo menos yo así lo he vivido, pero a pesar de ser una época muy feliz, conlleva ciertas incomodidades, entre ellas pueden ser las varices.

Las varices son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre. Las más habituales son las de las piernas.

Captura de pantalla 2015-04-29 a las 23.10.09

Algunas mujeres durante el embarazo desarrollan varices o les empeoran las que ya tenían, es debido a que el útero va creciendo y puede presionar la vena cava inferior obstaculizando el flujo sanguíneo. Esto hace que se acumule más sangre en la parte inferior del cuerpo y por lo tanto aumenta la presión dentro de las venas de las piernas.Y a esto le sumamos a que durante el embarazo el volumen de sangre total aumenta, entonces es otro factor más que se le suma para la aparición de varices.

Los “remedios caseros” que nos pueden ayudar a prevenirlas o mejorarlas:

  • Salir a caminar cada día, y así activar la circulación.
  • Alternar agua templada con agua fría en tus piernas, para que así las venas se dilaten y contraigan, ejercicio que les viene de perlas para ayudarlas con el retorno venoso.
  • Masajes en sentido ascendente ( iniciados en el tobillo hasta la ingle) a poder ser con cremas refrescantes, así colaboramos con el trabajo del retorno venoso, aquí vuestras parejas se pueden poner manos a la obra ;).
  • También es importante no estar de pie o sentada durante muchas horas seguidas, es importante ir moviéndonos, y poner en marcha nuestra circulación.
  • No cruzar las piernas al sentarnos, porque  de nuevo dificulta el retorno venoso.
  • Y también puede ayudar dormir con las piernas algo elevadas.

Tuve suerte durante mi primer embarazo, ya que no me apareció ni una variz. Si tuve momentos de piernas cansadas (sobre todo en la recta final), pero me cuidé bastante.

En este, en cambio, me está resultando más complicado, aunque intento tener presentes estos puntos, pues con una niña de dos años,  no es tan fácil seguirlos. Por ejemplo lo de  hacer una caminata diaria, por lo menos a un buen ritmo es misión imposible, la peque se para a cada paso, porque ve una flor, una piedra, etc. A pesar de eso intento seguir los puntos anteriores a raja tabla, exceptuando este del caminar y el de no permanecer muchas horas de pie, ahora mismo por mi trabajo es casi imposible.

A ver si logro salir “limpia” de varices en este segundo embarazo :).

Y a vosotras ¿os han salido varices por estar embarazadas?

Un abrazoo.

Captura de pantalla 2015-04-29 a las 23.09.41

Episiotomía y Desgarro

Cuando estaba apunto de parir una de las cosas que me preocupaban, era el postparto, en especial los puntos, ya fueran por episiotomía o desgarro, pues en la zona que están no suelen ser fáciles de ver, así que el riesgo de infección aumenta.

Un parte de las parturientas han sufrido una episiotomía o desgarro durante el parto, como fue mi caso.

Creo que no esta de mas tener algo de información para saber cómo actuar ante esta situación.

Hay que  tener claros ciertos puntos.

  1. Para aliviar el dolor va fantásticamente bien poner hielo en la zona, nunca en contacto directo, hay que envolverlo en una toalla o trapo, limpios, y no dejarlo actuar más de diez minutos seguidos.
  2. Lavarse bien la herida, pero no más de dos veces al día, lavar la zona en exceso puede alterar el ph de la piel y eso daría pie a posibles infecciones.Se debe lavar con jabones de ph neutro y mejor todavía si son para zonas intimas, yo use EPIXELLE, y no tuve ningun problema, me fue de perlas.
  3. Secarse bien la zona a toquecitos con una toalla limpia, nunca hay que frotar, y además debemos hacerlo en dirección de delante hacia atrás (hacia el ano).
  4. Si estamos dando el pecho debemos evitar los antisépticos con yodo como el famoso betadine ya que podría pasar a la leche materna, en su lugar podríamos usar la Cristalmina con clorhexidina.
  5. No pasarse muchas horas sentadas porque aumenta la presión en la zona, es recomendable dar paseos, ello incrementa el flujo sanguíneo en el peritoneo y así una mejora la cicatrización.
  6. Cuando vamos al baño: al orinar un truco que va muy bien, es inclinarse un poco hacia delante para evitar que la orina se vaya hacia atrás y pueda tocar la herida después secarnos con cuidado a toquecitos. Si la orina se ha llegado a tocar la herida podemos lavarnos con una toalla húmeda (también a toquecitos).  A la hora de hacer aguas mayores, otro truco que funciona es que al hacer el esfuerzo cojamos una toalla limpia y nos “aguantemos” la herida para evitar que se abra. Es muy importante evitar el estreñimiento, porque, evidentemente el esfuerzo es mucho mayor, así que mucha fibra y mucha agua. Hay que cuidarse!
  7. Cambiarse de compresa a menudo evita la proliferación de bacterias y con ello también es útil dejar al aire la herida, un rato al día.

Todo esto son consejos que pueden hacer más llevadero vuestro postparto, a mi me lo hizo, son unos puntos que considero fundamentales tener bajo control la episiotomía o desgarro, siempre y cuando vuestro médico no os aconseje otra cosa, o sufrais de un desgarro mayor.

Durante el postparto puede hacerse muy cuesta arriba llegar a cuidarse de una misma, el desbarajuste de hormonas y tener a nuestro@ pequen@ requiriendo nuestra atención lo complica, pero tenemos que sacar nuestros ratos para ello.

¿Usasteis algún “truquito” más para vuestra herida de parto?             

band-24298_1280

De buena esperanza, de nuevo

¡¡Hola de nuevo!!

Y es que llevo muchísimo tiempo sin publicar, siempre pendiente desde la sombra.

Creo que la presión de ser madre primeriza pudo conmigo, no me sentía del todo preparada para continuar con el blog, el sueño y el agotamiento me vencieron.

Captura de pantalla 2015-04-07 a las 22.59.08

Eso fue lo primero, hubo otro intento frustrado de volver, pero… tachaaaaan, una pequeña semillita crece dentro de mi, y esta me agotó de tal manera que me he pasado casi 4 meses hecha un trapo. Ya sabéis, un sueño increíble, unas nauseas horrorosas y unos ascos que ni os cuento, en fin que todo se me hacía un mundo.

Suscribo lo que todas las madres múltiples han dicho siempre, como cambia un embarazo de otro.

En el primero, cuando estábamos esperando a la pequeña C, casi ni me enteré, cómo expresarlo…me encontré bien, quizá algún día estuve más cansada, pero nada que ver con lo de ahora, no tuve nauseas y lo vómitos me quedaron a años luz. Todo lo contrario de como he pasado estos 4 meses que llevo de embarazo, lo único que tienen en común es el hambre desmedida, aunque eso sí, me he vuelto muy selectiva, los olores me matan y le cojo manía a muchas cosas, aunque a las que no…me pongo las botas, para qué engañarnos.

Así que si voy a intentar seguir con el blog, ha sido algo que me llenó en su día, me gustaba mucho contaros por aquí mis experiencias, lo que sé y además enriquecerme con las vuestras.

Hasta pronto MAMIS 😛

Captura de pantalla 2015-04-07 a las 22.59.50