32 Semanas de embarazo

He cumplido 32 semanas de embarazo, lo que vienen siendo ya 8 meses, así que antes que me de cuenta estaré intentando controlar las respiraciones en el paritorio.

Quería hacer un breve resumen de cómo me sientan estos 8 mesazos, ya que en el anterior embarazo me encontré tan tan bien que no hice ninguna valoración, ni siquiera de los “peores” meses.

En este como ya he comentado está siendo distinto, y me empiezo a identificar con las “críticas” del embarazo a pie de calle.

Así me siento yo:

  • Respiración: A estas alturas, es habitual ver que me falta el aire cuando doy largas explicaciones, de hecho, vino alguien nuevo a trabajar y yo fui quien tenía que enseñarle las cosas, cada dos por tres tenía que pararme a coger aire. Y es que mi pequeñín ya está bastante crecidito, lo que provoca una compresión en los pulmones. Además de ello he empezado a notar más a menudo la rinitis del embarazo, es algo meramente hormonal y que desaparece después, pero…que incomoda es!!
  • Comidas:Al final me han puesto a dieta, por estar cogiendo demasiado peso, llevo 11kg, me han puesto una dieta de 1800kcal. Que sinceramente no sigo… Lo que si estoy haciendo es intentar no picar entre horas como hacía hasta ahora,y además opto por comer más verdura y menos carbohidrato, y de momento he conseguido no seguir engordando, llevo desde que empecé a “mirarme” las comidas manteniéndome en el mismo peso (Un aplauso ;P).      Además de ello sigo con el suplemento de hierro por anemia del embarazo.
  • El descanso:Descanso perfectamente cuando tengo controlada la rinitis, y lo haría mejor si mi hija se moviera menos en la cama (el colecho del que os hablé la semana pasada).
  • Agilidad:Pues a estas alturas, la agilidad brilla por su ausencia, he de decir que antes del embarazo la agilidad no era tampoco mi fuerte.
  • Eliminación: Por llamarlo de algún modo… Así como en el anterior embarazo debía controlar el estreñimiento, en este no me hace falta, debido al estreñimiento de mi hija pues todos los de la casa hacemos una dieta rica en fibra 😉. Y mi vejiga está siendo presionada constantemente por mi hombrecito, así que si no me encontráis…buscarme en el baño, pipi va y pipi viene.
  • En el trabajo:He vuelto al mundo laboral estando embarazada, con los tiempos que corren ahora, no le puedes decir que no a las oportunidades que surjan. Así que me paso varias horas de pie, me agacho un millón de veces y subo y bajo escaleras, todo esto lo llevaba bien hasta ahora, pero he de reconocer que este último mes (con el agravante de que se ha estropeado el aire acondicionado) con el peso de la barriga, se me esta haciendo eteeeeerno.

¿Que tal os están sentado vuestros embarazos?

Un abrazoo!!

la foto

Anuncios

Episiotomía y Desgarro

Cuando estaba apunto de parir una de las cosas que me preocupaban, era el postparto, en especial los puntos, ya fueran por episiotomía o desgarro, pues en la zona que están no suelen ser fáciles de ver, así que el riesgo de infección aumenta.

Un parte de las parturientas han sufrido una episiotomía o desgarro durante el parto, como fue mi caso.

Creo que no esta de mas tener algo de información para saber cómo actuar ante esta situación.

Hay que  tener claros ciertos puntos.

  1. Para aliviar el dolor va fantásticamente bien poner hielo en la zona, nunca en contacto directo, hay que envolverlo en una toalla o trapo, limpios, y no dejarlo actuar más de diez minutos seguidos.
  2. Lavarse bien la herida, pero no más de dos veces al día, lavar la zona en exceso puede alterar el ph de la piel y eso daría pie a posibles infecciones.Se debe lavar con jabones de ph neutro y mejor todavía si son para zonas intimas, yo use EPIXELLE, y no tuve ningun problema, me fue de perlas.
  3. Secarse bien la zona a toquecitos con una toalla limpia, nunca hay que frotar, y además debemos hacerlo en dirección de delante hacia atrás (hacia el ano).
  4. Si estamos dando el pecho debemos evitar los antisépticos con yodo como el famoso betadine ya que podría pasar a la leche materna, en su lugar podríamos usar la Cristalmina con clorhexidina.
  5. No pasarse muchas horas sentadas porque aumenta la presión en la zona, es recomendable dar paseos, ello incrementa el flujo sanguíneo en el peritoneo y así una mejora la cicatrización.
  6. Cuando vamos al baño: al orinar un truco que va muy bien, es inclinarse un poco hacia delante para evitar que la orina se vaya hacia atrás y pueda tocar la herida después secarnos con cuidado a toquecitos. Si la orina se ha llegado a tocar la herida podemos lavarnos con una toalla húmeda (también a toquecitos).  A la hora de hacer aguas mayores, otro truco que funciona es que al hacer el esfuerzo cojamos una toalla limpia y nos “aguantemos” la herida para evitar que se abra. Es muy importante evitar el estreñimiento, porque, evidentemente el esfuerzo es mucho mayor, así que mucha fibra y mucha agua. Hay que cuidarse!
  7. Cambiarse de compresa a menudo evita la proliferación de bacterias y con ello también es útil dejar al aire la herida, un rato al día.

Todo esto son consejos que pueden hacer más llevadero vuestro postparto, a mi me lo hizo, son unos puntos que considero fundamentales tener bajo control la episiotomía o desgarro, siempre y cuando vuestro médico no os aconseje otra cosa, o sufrais de un desgarro mayor.

Durante el postparto puede hacerse muy cuesta arriba llegar a cuidarse de una misma, el desbarajuste de hormonas y tener a nuestro@ pequen@ requiriendo nuestra atención lo complica, pero tenemos que sacar nuestros ratos para ello.

¿Usasteis algún “truquito” más para vuestra herida de parto?             

band-24298_1280

Rescatemos el suelo pélvico

El suelo pélvico (SP) es un conjunto de estructuras musculares, nervios, orificios, etc. que forman una unidad, en la parte inferior de la cavidad pélvica.

Estas estructuras deben mantener ancladas y sujetas a las vísceras de la pelvis (vejiga, recto, útero o matriz, vagina, etc.) de manera que cuando se deterioran se producen prolapsos o caídas de dichas estructuras. Una de las causas de que el SP se debilite, es el embarazo y parto.

Antes de quedarme embarazada ya tenía consciencia de mi suelo pélvico, cosa que cuando hablo con otras mujeres, me sorprende, el que no hayan sido conscientes de él, ya que es una parte de nuestro cuerpo que aunque no veamos, debemos cuidarla como cualquier otra, y mantenerla en el olvido puede implicarnos, en un futuro, algún que otro problemilla.

Sigue leyendo

El día P

La noche anterior me la pasé con contracciones, incluso pensé que de ahí ya no pasaba, que me faltaban muy pocas horas paras entrar al hospital y verle la cara a mi pequeña fierecilla.

Pero no fue así, me dormí y descanse plácidamente toda la noche, me desperté decepcionada, pues faltaban cuatro días para cumplir las 42 semanas de mi embarazo, y no me atraía la idea de que me lo provocaran.

Esa mañana me visitó la ginecologa y me dió hora para provocarme el parto, y milagrosamente esa tarde volvieron las contracciones, tanto que a las 11 de la noche ya estábamos en el hospital con mis dolores, dolorosísimos cada 3 o 4 minutos, estuve en el paritorio horas, incluso pensé que quizás había acudido demasiado pronto, pero en fín ya estaba allí, y no me iba a ningún lado sin mi pequeña por fin en brazos.

Sigue leyendo

Ahora ya sí, “la Mantita de Cleo”

Hoy hace dos semanas que pasaba mi primera noche en el hospital.

Con la mejor compañía que podía pedir… Pues sí, mi princesita en cuanto escuchó a la ginecóloga que al día siguiente me provocarían el parto, dijo que ahí estaba ella y que no necesitaba ninguna ayuda para salir, así que el 13 del 03 del 2013 nos dió los buenos días, ¡Con unos llantos! Se ve que en la barriga se está muy agusto :).

Por eso he estado ausente estas dos semanas. Todavía nos estamos adaptando a esta nueva vida sin horarios, y aprendiendo cada día a ser mamá e hija, nos vamos conociendo.

Quiero contaros todas estas nuevas experiencias ¡la de cosas que esta chiquitina me esta enseñando!

En cuanto pueda os cuento el famoso día P, ahora la peque reclama su teta.

Muchisímas gracias por vuestros comentarios, los he leído todos, pero hasta ahora no he podido ponerme a escribir.

En breve más y mejor. Sigue leyendo