Episiotomía y Desgarro

Cuando estaba apunto de parir una de las cosas que me preocupaban, era el postparto, en especial los puntos, ya fueran por episiotomía o desgarro, pues en la zona que están no suelen ser fáciles de ver, así que el riesgo de infección aumenta.

Un parte de las parturientas han sufrido una episiotomía o desgarro durante el parto, como fue mi caso.

Creo que no esta de mas tener algo de información para saber cómo actuar ante esta situación.

Hay que  tener claros ciertos puntos.

  1. Para aliviar el dolor va fantásticamente bien poner hielo en la zona, nunca en contacto directo, hay que envolverlo en una toalla o trapo, limpios, y no dejarlo actuar más de diez minutos seguidos.
  2. Lavarse bien la herida, pero no más de dos veces al día, lavar la zona en exceso puede alterar el ph de la piel y eso daría pie a posibles infecciones.Se debe lavar con jabones de ph neutro y mejor todavía si son para zonas intimas, yo use EPIXELLE, y no tuve ningun problema, me fue de perlas.
  3. Secarse bien la zona a toquecitos con una toalla limpia, nunca hay que frotar, y además debemos hacerlo en dirección de delante hacia atrás (hacia el ano).
  4. Si estamos dando el pecho debemos evitar los antisépticos con yodo como el famoso betadine ya que podría pasar a la leche materna, en su lugar podríamos usar la Cristalmina con clorhexidina.
  5. No pasarse muchas horas sentadas porque aumenta la presión en la zona, es recomendable dar paseos, ello incrementa el flujo sanguíneo en el peritoneo y así una mejora la cicatrización.
  6. Cuando vamos al baño: al orinar un truco que va muy bien, es inclinarse un poco hacia delante para evitar que la orina se vaya hacia atrás y pueda tocar la herida después secarnos con cuidado a toquecitos. Si la orina se ha llegado a tocar la herida podemos lavarnos con una toalla húmeda (también a toquecitos).  A la hora de hacer aguas mayores, otro truco que funciona es que al hacer el esfuerzo cojamos una toalla limpia y nos “aguantemos” la herida para evitar que se abra. Es muy importante evitar el estreñimiento, porque, evidentemente el esfuerzo es mucho mayor, así que mucha fibra y mucha agua. Hay que cuidarse!
  7. Cambiarse de compresa a menudo evita la proliferación de bacterias y con ello también es útil dejar al aire la herida, un rato al día.

Todo esto son consejos que pueden hacer más llevadero vuestro postparto, a mi me lo hizo, son unos puntos que considero fundamentales tener bajo control la episiotomía o desgarro, siempre y cuando vuestro médico no os aconseje otra cosa, o sufrais de un desgarro mayor.

Durante el postparto puede hacerse muy cuesta arriba llegar a cuidarse de una misma, el desbarajuste de hormonas y tener a nuestro@ pequen@ requiriendo nuestra atención lo complica, pero tenemos que sacar nuestros ratos para ello.

¿Usasteis algún “truquito” más para vuestra herida de parto?             

band-24298_1280

Anuncios

Miedos a pocas horas del día P

La impaciencia por el parto me puede, en breve voy a salir de cuentas, y desearía ¡haber salido ya! Pero supongo que una prueba más para ser madre es la de la paciencia, así que intento mantenerla todo lo que puedo.


A pesar de las ganas que tengo de que salga ya mi niña, cuando me paro a pensar en cómo será mi parto, no puedo evitar que me entre algo de miedo. Sigue leyendo