Rescatemos el suelo pélvico

El suelo pélvico (SP) es un conjunto de estructuras musculares, nervios, orificios, etc. que forman una unidad, en la parte inferior de la cavidad pélvica.

Estas estructuras deben mantener ancladas y sujetas a las vísceras de la pelvis (vejiga, recto, útero o matriz, vagina, etc.) de manera que cuando se deterioran se producen prolapsos o caídas de dichas estructuras. Una de las causas de que el SP se debilite, es el embarazo y parto.

Antes de quedarme embarazada ya tenía consciencia de mi suelo pélvico, cosa que cuando hablo con otras mujeres, me sorprende, el que no hayan sido conscientes de él, ya que es una parte de nuestro cuerpo que aunque no veamos, debemos cuidarla como cualquier otra, y mantenerla en el olvido puede implicarnos, en un futuro, algún que otro problemilla.

 

Bueno, a lo que voy, el embarazo y el parto son una de las causas que deterioran el SP, debido a que las hormonas (en especial la progesterona y la relaxina) relajan las fibras musculares, y como no, las del SP también, y en ese momento de nuestras vidas esa musculatura debe aguantar el peso de un bebé y demás accesorios.

¿Cómo lograr mantenerlo? o al menos que se deteriore lo menos posible durante el embarazo.

Primero deberíamos evitar el estreñimiento (link de remedios caseros) y aguantar lo menos posible las ganas de hacer pipí.

Además de esto podemos hacer los famosos ejercicios de kegel.

La forma más fácil de situar estos músculos es deteniendo el chorro del pipí, es en ese momento cuando estamos utilizando la musculatura del SP, una vez ubicados, no debemos volver a repetirlo mientras vamos al baño, sino con la vejiga ya vacía así nos evitamos el riesgo de infección de orina ( a la que tan propensas son las embarazadas).

Deberíamos hacer  unas 30 de estas contracciones al día, aguntándolas 4 segundos y descansando 8, al principio cuesta bastante, pero hay que tener paciencia y evitar no contener la respiración cuando se hacen, pero ello requiere muchaaa constancia, una vez dominado, lo mejor de estos ejercicios es que los puedes realizar en cualquier momento del día y en cualquier lugar, la gente no se entera que los estas haciendo y no tienes porque dejar de hacer nada.

Los ejercicios de kegel deberíamos seguir haciéndolos después del parto, y una vez recuperadas del post parto otra forma fácil de hacerlos es utilizando las famosas bolas chinas y conos vaginales, se podrían utilizar también durante el embarazo, pero hay autores que lo desaconsejan porque al poner un cuerpo “extraño” en nuestro cuerpo durante el embarazo aumenta el riesgo de infección, así que chicas mejor esperar a utilizarlas. Lo que hacen es que nuestra musculatura se contraiga para aguantarlas dentro nuestro.

 

Otro de los ejercicios recomendables para mantener el suelo pélvico a tono es practicar sexo, quizá sea el modo más divertido ;),  al llegar al orgasmo todas esas fibras musculares se contraen y así se van tonificando.

Tras la visita a mi comadrona y ginecóloga, han coincidido en lo mismo, mi suelo pélvico se ha debilitado poco, debo seguir haciendo los mismos ejercicios que hacía durante el embarazo, pero ahora sumándole la opción de las bolas chinas o conos vaginales, etc.

Espero en breve recuperar el tono de antes del embarazo.

Un abrazote!! 😀

Anuncios

4 pensamientos en “Rescatemos el suelo pélvico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s