La sonrisa de Cleo

Con una recién nacida y un traslado por medio he tenido ocupado todo mi tiempo, y aún así tenemos la casa todavía llena de cajas. Estamos empezando una nueva vida, en familia.

La verdad que lo de ser madre te lo pueden explicar mil y una vez, con las mejores palabras del mundo, pero nada, absolutamente nada tiene que ver el que te lo cuenten a vivirlo, es la experiencia más intensa que cualquier persona puede experimentar (al menos bajo mi punto de vista) es tan duro y gratificante a la vez.

Llevo ya casi tres meses conociendo a mi hija, y ella a mi, intentando averiguar a que se deben sus lloros, sus sonrisas, movimientos, etc. Y a estas alturas ya los estoy descifrando, supongo que nos pasa a la mayoría de mamás primerizas que nos miramos y remiramos a nuestros pequeños muchísimas veces.

Una de las cosas que nos ha incomodado durante este tiempo ha sido el estreñimiento de mi hija, si, yo le llamo así, los médicos dicen que es pseudo-estreñimiento, falso estreñimiento o disquecia del lactante, inmadurez, etc. Porque al estar con lactancia materna me dicen que no puede tratarse de estreñimiento. En fin, mi hija hace las heces más duras de lo normal, se puede pasar noches enteras intentando sacarlas y ha llegado a estar hasta una semana sin hacer deposiciones, así que su “afección” la he bautizado con el nombre clásico…

Para intentar paliar esto hemos acudido a varios pediatras, y debe ser que en cada facultad de medicina se enseña de forma muy distinta la pediatría, porque cada uno nos da “soluciones” muy diversas, al final nos hemos guiado por nuestro instinto siguiendo más o menos las instrucciones de su pediatra de cabecera, y es que después de probarlo todo y cuando digo todo, es todo, durante varias semanas (masajes de varios tipos, hierbas, estimulaciones, etc) hemos tenido que acabar medicando a nuestra pequeña muy a nuestro pesar, y aún así hay muchos días y noches que sentimos que no hemos avanzado nada.

Pero aun y con este “problemilla” tengo una hija de lo más risueña y simpática, y eso que dicen que el estreñimiento “agria” el carácter, pues con mi hija no puede :), cada vez que nos paran por la calle suelta una sonrisa y si considera que la persona se lo merece hasta una buena carcajada (orgullo de madre).

Seguramente hubiera sido más fácil este inicio de mi maternidad sin el dichoso estreñimiento, pero ya se sabe que no hay rosa sin espinas.

¿Y a vostr@s hay algo que os haya dificultado la maternidad/paternidad?

Anuncios

20 pensamientos en “La sonrisa de Cleo

    • Estoy ya cn la eupeptina,no me hacía mucha gracia, pero cuando estuvo una semana sin hacer,me plante! Pero la verdad q no nos acaba de ir muy ya q no hay manera q se regule,la pediatra nos dice q paciencia…hubo uno q me dijo q no me preocupara hasta los 14 dias sin hacer (imaginate la cara q le puse). Lo peor son las noches se puede pasar horas y horas con sus pujos para no sacar nada.
      Gracias por tu comentario!
      Un abrazo y felicita a Area por su cuarto mes 😊

      • Gracias!!!!
        Si te soy sincera, con la eupeptina lo único que he conseguido es que no tarde más de 3 días en hacer. Pero sigue sin regularse.
        El pediatra me ha dicho lo mismo… Así que no nos queda otra..

  1. Yo te recomiendo paciencia. Se acaban regulando ellos solos, ya verás, solo tienes que ayudarles a que no se les convierta en muy dura y les duela tanto que le cojan miedo.
    Mi nene mayor era muy estreñido (llegó a tener una pequeña fisura imaginate) y ahora que tiene casi 3 años muy bien.
    Eso sí, no dejes que pasen mas de 2 dias sin que haga porque se le puede hacer bola e infección, se hace muy dura y ellos mismos retraen porque les duele. Dale Eupectina! toda la que necesite, no les pasa nada, no se acostumbran, ni se vuelven vagos, ni nada de nada.
    Mucho peor es que les cueste y que le cojan “miedo” a hacerlo porque les duele mucho.
    Espero haberte ayudado! Y ánimo! yo tengo 2 enenos y cada uno una aventura… 🙂
    patricia

    • Hola gracias por tu comentario, ya hace unas semanas que estamos con la eupeptina, y funciona a medias, pero bueno, ahora parece que dándole agua después de las tomas le cuesta un poco menos, pero en fin, paciencia es lo que nos queda.
      Un beso grande! Gracia por tu ayuda 🙂

  2. pues con el mayor tuve el mismito problema que vosotros… el estreñimiento, y también terminamos con la eupeptina, pero no lo superó del todo hasta que empezamos con la verdura… a partir de ahí empezó con la fruta (evitando plátano y manzana) y mucha verdura y comenzó a regularse.. pero sigue haciendo (con 4 años) cada dos días más o menos. Yo cuando llegaba a estar muy molesto usaba un poquito de supositorio de glicerina para que consiguiera expulsar la caca.. paciencia que en nada seguro que se regula… besitos

  3. Pingback: Nuestras papillas antiestreñimiento | La Mantita De Cleo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s